Concurso MICROESPACIOS SANTANDER 2014- JUAN DE LA COSA


La propuesta suaviza el encuentro de la calle Juan de la Cosa con la calle Reina Victoria, dotándola de 2 espacios de estancia, una sobre el transformador existente y otro intermedio entre ambas calles.
El transformador nos obliga a mantener la cota de la plaza que se genera sobre el mismo, abriéndola a la calle y ubicando en esa cota el FARO, el hito de nuestra plaza,
muy vinculado a la idiosincrasia de Cantabria
y de las gentes de mar.

Se crea otra zona de estancia en la cota de Juan de la Cosa.

La propuesta suaviza el encuentro de la calle Juan de la Cosa con la calle Reina Victoria, dotándola de 2 espacios de estancia, una sobre el transformador existente y otro intermedio entre ambas calles.
El transformador nos obliga a mantener la cota de la plaza que se genera sobre el mismo, abriéndola a la calle y ubicando en esa cota el FARO, el hito de nuestra plaza,
muy vinculado a la idiosincrasia de Cantabria
y de las gentes de mar.

Se crea otra zona de estancia en la cota de Juan de la Cosa.

Los pavimentos serán porosos para evitar el sellado del suelo y todos los desniveles se han amortiguado situando bancales de jardinería de bajo mantenimiento con combinación de colores y creando espacios diversos.
Plantación de especies autóctonas que favorecen el ecosistema por medio de la simbiosis con la fauna local, seleccionando plantas aromáticas y árboles de fruto, con diversidad cromática y estacional. El sistema empleado para el crecimiento de los árboles se realizara con el sistema Air-Pot, de manera que los arboles al ser plantados tengan un sistema radicular adecuado para su mejor desarrollo

El faro se alimenta de la solidaridad colectiva pues esas 2 bicicletas estarán disponibles para que
con su pedaleo se dé luz física y espiritual (esperanza) a la sociedad. El esfuerzo del pedaleo individual será la fuente de alimentación alternativa del faro y se desplegarán mensajes escritos con luminarias led sobre las ventajas del esfuerzo y la responsabilidad ambiental.

En la era de las comunicaciones rescatamos el faro y su código MORSE,
código ancestral de la comunicación, una guía del navegante en la oscuridad,
para actualizarlo e iluminar en su más amplio sentido, la vida de los ciudadanos y de la ciudad, con una iluminación escenográfica con RGB led.

Una manera de concienciar a la sociedad de los recursos limitados del planeta y de
la necesidad de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro.

El faro es una pieza viva no sólo por su irradiación
intermitente de luz sino porque servirá de inspiración para los artistas.
Sus caras albergarán instalaciones artísticas eventuales y
con el arte se enriquecerá la sociedad.

"Si quieres ir deprisa, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina con otros"(Proverbio africano)
Nosotros queremos pedalear con otros.