CONCURSO MICROESPACIOS SANTANDER 2016 - MOCTEZUMA


El microespacio Moctezuma se concibe como un lugar de conexión entre dos zonas de la ciudad que están separadas por el accidente geográfico existente de 7.10 metros de diferencia en altura.
Se plantea como zona de paso pero que a la vez sirva de recreación a los usuarios.
Actualmente la calle es un fondo de saco olvidado, utilizado principalmente como aparcamiento.
Existen en la zona un bar, un portal, dos salidas de servicios y en las esquinas delanteras dos comercios.

Mediante la intervención se propone traer vida a la zona y convertirla en un hito de la ciudad, un refugio escondido para los santanderinos.
La intervención se centra en la incorporación de un ascensor al final del fondo de saco que sirva de
conexión para peatones entre la calle Moctezuma y la calle Laredo.
Mediante marcas en el pavimento se invita a los usuarios a acceder a la calle.

El microespacio Moctezuma se concibe como un lugar de conexión entre dos zonas de la ciudad que están separadas por el accidente geográfico existente de 7.10 metros de diferencia en altura.
Se plantea como zona de paso pero que a la vez sirva de recreación a los usuarios.
Actualmente la calle es un fondo de saco olvidado, utilizado principalmente como aparcamiento.
Existen en la zona un bar, un portal, dos salidas de servicios y en las esquinas delanteras dos comercios.

Mediante la intervención se propone traer vida a la zona y convertirla en un hito de la ciudad, un refugio escondido para los santanderinos.
La intervención se centra en la incorporación de un ascensor al final del fondo de saco que sirva de
conexión para peatones entre la calle Moctezuma y la calle Laredo.
Mediante marcas en el pavimento se invita a los usuarios a acceder a la calle.
El ascensor será el elemento principal de la propuesta. Será con frente de cristal, iluminado en los laterales con iluminación LED que sirvan como foco de interés para las personas que pasan por las calles cercanas.
Las paredes de los edificios de la zona se tratarán con murales pintados que pueden ser realizados por colegios o los habitantes de la zona para darles participación en el proyecto.
El ascensor se complementará con unos cubos en los laterales que sirvan como escultura y también
como asientos.
El cuadro eléctrico que existe al final del fondo de saco se trasladará al espacio que se creará debajo de la losa de acceso al ascensor. Este cuarto estará aislado del público, y se accederá por una puerta.
Las franjas de colores del pavimento también estarán complementadas por luces LED para indicar el recorrido en la noche.