EDIFICIO ADMINISTRATIVO AYTO. SANTANDER


El objeto de la licitación era la construcción de un edifico de uso administrativo en el solar situado en calle la Paz nº1 de Santander, recogido por el PGOU de Santander como un equipamiento señalado como AD-19, oficinas anexas al Ayuntamiento de esta ciudad. Se trata de un edificio de 7 plantas. No se especificaba el uso concreto, sí el de uso de oficina, el de atención al público en la planta baja y previsiblemente también en otras plantas. Se preveían 3 sótanos que podrían reducirse a juicio de la propiedad.

La proximidad del Ayuntamiento al nuevo edificio de uso administrativo que se planteaba como anexo del propio Ayuntamiento era un factor clave para considerar la manera en que dichos edificios se habían de relacionar. Entre ambos edificios se debía establecer un diálogo activo, y además entre los ocupantes también era previsible que hubiese fluencia de personas hacia uno u otro de los edificios.

Los edificios están ahora separados por un vial de bastante intensidad de tráfico, pero fácilmente podrían conectarse a partir de cierta altura. Se nos presenta la oportunidad de plantear un edificio totalmente accesible desde el edificio principal, al valorar los beneficios de la ejecución de una pasarela entre ambos edificios precisamente aprovechándonos de la estratégica situación del solar.

El objeto de la licitación era la construcción de un edifico de uso administrativo en el solar situado en calle la Paz nº1 de Santander, recogido por el PGOU de Santander como un equipamiento señalado como AD-19, oficinas anexas al Ayuntamiento de esta ciudad. Se trata de un edificio de 7 plantas. No se especificaba el uso concreto, sí el de uso de oficina, el de atención al público en la planta baja y previsiblemente también en otras plantas. Se preveían 3 sótanos que podrían reducirse a juicio de la propiedad.

La proximidad del Ayuntamiento al nuevo edificio de uso administrativo que se planteaba como anexo del propio Ayuntamiento era un factor clave para considerar la manera en que dichos edificios se habían de relacionar. Entre ambos edificios se debía establecer un diálogo activo, y además entre los ocupantes también era previsible que hubiese fluencia de personas hacia uno u otro de los edificios.

Los edificios están ahora separados por un vial de bastante intensidad de tráfico, pero fácilmente podrían conectarse a partir de cierta altura. Se nos presenta la oportunidad de plantear un edificio totalmente accesible desde el edificio principal, al valorar los beneficios de la ejecución de una pasarela entre ambos edificios precisamente aprovechándonos de la estratégica situación del solar.

La búsqueda del diálogo entre 2 edificios municipales enfrentados da lugar a un edificio con un elemento conector, una pasarela entre el edificio consistorial y el nuevo edificio. Esta pasarela conecta las terceras plantas de ambos edificios e irrumpe en el nuevo generando una brecha vertical en la fachada oeste por donde se establece el acceso principal en la planta baja a doble altura.